FORMACIÓN

publicidad curso4ªEDICION 2015 01

Usuarios Registrados

OCTUBRE 2016 - vol 11 - nº 2

HERRAMIENTAS PARA LA PRÁCTICA DE LA ATENCIÓN FAMILIAR: EL CUESTIONARIO ESTUDIO DE EXPERIENCIAS VITALES PARA LA INVESTIGACIÓN DE LOS ACONTECIMIENTOS VITALES ESTRESANTES

DULCENOMBRE DE MARIA RODRIGUEZ ALONSO

 Especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, Area de Gestion Sanitaria Norte de Cádiz

En primer lugar, antes de concretar como cuantificar y ordenar los AVE debemos de tener presente una definición de estos, se puede definir AVE como un fenómeno económico, social, psicológico o familiar, brusco que produce desadaptación social o distrés psicológico, la enfermedad sería el resultado del fracaso del individuo en la desadaptación al estrés.1

En los últimos años se ha desarrollado una tendencia al estudio de los AVEs en relación a los trastornos psiquiátricos, en parte por el reconocimiento de que factores biológicos y ambientales se relacionan entre ellos a través de diversos aspectos produciendo vulnerabilidad. 2

 

Numerosos estudios como  el realizado por Brietzke et al., 20123 han demostrado que la vivencia de un AVE en la niñez está asociado a una mayor vulnerabilidad al estrés y mayor riesgo de psicopatía en la edad adulta. Se ha determinado que tanto la infancia como la adolescencia son periodos especialmente sensibles a los efectos tanto de los AVEs como al estrés, debido a que son etapas en las que el cerebro es especialmente frágil a los efectos ambientales (debido a que se está produciendo una maduración cerebral y un desarrollo neurocognitivo).4 Pero el desarrollo de trastornos psiquiátricos no solo dependen de los AVEs, las variaciones genotípicas de cada individuo constituyen el otro factor mediador clave para estas patologías.3

En un estudio llevado a cabo por la facultad de Psicología de la Universidad de Sevilla por Oliva, A. et al,5  se realiza un seguimiento longitudinal de un grupo de chicos y chicas a lo largo de su adolescencia, los resultados de este estudio indicaron que los AVEs son un importante factor de riesgo para el ajuste adolescente tanto interno como externo, pero no todos los sujetos del estudio se vieron afectados del mismo modo, es decir, se determina que aquellos adolescentes que se encuentran rodeados de relaciones familiares positivas (cohesión emocional y adaptabilidad) se encuentran “más protegidos” o “más preparados” para enfrentar los AVEs y la adversidad desarrollando menos problemática psicosocial en el futuro. Por tanto, unas relaciones familiares positivas durante la adolescencia pueden ser consideradas como un factor de protección ante las consecuencias negativas de los AVEs.

Tras este breve repaso de la importancia de los AVEs y la influencia de estos en el desarrollo de diferentes tipos de patologías en el ámbito psiquiátrico, psicológico, comportamental y somático debemos preguntarnos: ¿De qué herramientas disponemos para cuantificar cuanto puede afectar una determinada situación a un individuo? Al igual que usamos la escala Visual Analógica (EVA) para cuantificar el dolor, ya que este es de naturaleza subjetiva y de carácter multidimensional disponemos de Escalas para poder objetivar los AVEs ya que son fundamentalmente subjetivos y sujetos a gran variabilidad individual, el propio paciente es el mejor juez valorador.

Durante mucho tiempo se ha usado la Escala de los Acontecimientos Vitales Estresantes de Holmes y Rahe (6), estos dos psiquiatras examinaron los registros médicos de más de 500 pacientes como una forma de determinar si los AVEs podían causar enfermedad. A los pacientes se les solicito que ordenaran una lista de 43 eventos, basados en un registro relativo, se encontró una correlación positiva entre sus acontecimientos estresantes y sus enfermedades.

EL CUESTIONARIO “ESTUDIOS DE EXPERIENCIAS VITALES”

Con el objeto de medir los cambios vitales Sarason y col. (7) describen un nuevo cuestionario que intenta eliminar ciertos defectos detectados en anteriores instrumentos y además que permite valorar por separado las experiencias de vida positivas, de las negativas y que facilite también el conocimiento acerca del impacto que los acontecimientos producen de forma individual.

Esta nueva escala consta de una lista de eventos que incluyen aquellos que con mas frecuencia puede afectar a la población, permitiendo a los encuestados autoevaluar lo deseable o no  del evento e igualmente permite conocer como lo percibe (Anexo).

Este cuestionario es conocido internacionalmente con las siglas LES (Life Experiences Survey), siglas que vamos a mantener en este texto por su aceptación en la comunidad científica, aunque no se correspondan con las iniciales de la traducción al castellano EEV (Estudio de Experiencias Vitales).

El cuestionario tiene 47 ítems, más tres espacios en blanco en los cuales los sujetos pueden indicar otros sucesos que han podido experimentar. Para seleccionar los cambios vitales los autores tuvieron en cuenta los recogidos en otros cuestionarios, particularmente los de la escala de reajuste social, pero también fueron incluidos otros porque consideraron que eran eventos que ocurrían con frecuencia y que potencialmente podían ejercer un impacto significativo en las vidas de las personas. Cuando los autores construyeron la nueva escala algunos de los ítems  se aclararon y se hicieron mas especifico. Cada ítem  se tasa con una escala de 7 puntos, cuyo rango va desde extremadamente negativo (-3) a extremadamente positivo (+3

El cuestionario es autoadministrado.

Para su uso recomendamos las normas siguientes:

1.- Se le explicara al paciente la importancia que tiene el identificar los eventos sociales que le hayan podido ocurrir en los últimos tiempos, tanto los positivos como los negativos, ya que pueden estar en relación con el problema de salud que estemos investigando.

2.- Deberá realizar una primera lectura del cuestionario, para conocer su contenido y para pedirnos las aclaraciones pertinentes cundo no entienda el significado de cualquiera de los ítems que conforman la escala.

3.- Léase de nuevo la lista de acontecimientos para marcar solo aquellos que halla experimentado en el ultimo año. Debemos de hacer mucho hincapié en que solo debe de atender a aquellos acontecimientos vitales recientes, es decir, que se produjeron en los 12 meses previos al uso de la escala.

4.- Señalara con una cruz o con un circulo el evento que le haya sucedido.

5.- También para cada item indicara hasta que punto percibió el  acontecimiento como algo positivo o negativo en su vida en el momento en que sucedía. Para ello colocara un circulo en la puntuación de la escala que va –3 a +3. De tal manera que una valoración de –3 indicara un impacto extremadamente negativo, una valoración de O sugerirá que no produjo ningún impacto, ni positivo ni negativo y, por ultimo una valoración de +3 un impacto extremadamente positivo.

BIBLIOGRAFÍA

2. Rutter, M., Moffitt, T. E., & Caspi, A. (2006). Gene–environment interplay and

psychopathology: multiple varieties but real effects. Journal of Child Psychology

and Psychiatry, 47(3-4), 226–261.

3. Brietzke, E., Sant’anna, M. K., Jackowski, A., Grassi-Oliveira, R., Bucker, J., Zugman, A.,Bressan, R. A. (2012). Impact of Childhood Stress on Psychopathology. Revista Brasileira de Psiquiatria, 34(4), 480–488.

4. Heim, C., & Binder, E. B. (2012). Current research trends in early life stress and

depression: review of human studies on sensitive periods, gene-environment

interactions, and epigenetics. Experimental Neurology, 233(1), 102–11.

5. Oliva, A., Jimenez, J M., Parra, A., Sanchez-Queija, I. (2008). Acontecimientos Vitales estresante, resilencia y Ajuste adolescente. Revista de Psicopatología y psicología Clinica Vol. 13, Nº. 1, pp. 53-62, 2008

6. Holmes TS, Rahe RH. The social readjustment rating scale. J. psyhossomatic Research, 1976; 11: 213:218.

7. Sarason IG, Johnson, JH, Siegel, JM. Assessing the impact of life Experiences survey. J. Consulting and Clinical Psychology. 1978;46: 932-945.

ANEXO

AN1

AN2

AN 3